Tocados Mamá
María José Montero Castillo

INICIO SOBRE MÍ



SOBRE MÍ


María José Montero Castillo

Hola, soy María José Montero el alma de Tocados Mamá, propietaria, diseñadora, pintora, escultora, modista y artesana de este hermoso proyecto lleno de sueños cumplidos.

Técnico Especialista Administrativo y comercial, después de 12 años felices en la misma empresa decidí cerrar el ordenador de la oficina y despedirme, dejar a un lado la contabilidad, la gestión..., quería centrarme a tiempo completo en el Arte, dedicada a la pintura y a la costura desde pequeña, la decisión era unir ambas especialidades a mi nuevo camino, la  sombrerería. Influyó el nacimiento de mi segundo hijo,  necesitaba dar un giro total a todo y comenzar mi nuevo camino, mi marido fue mi apoyo total, el único, pues cuantos años  escuché que no se vive del arte.

En el año 2013 terminé mis estudios de diseño y confección de tocados y complementos y me lancé al mundo del autónomo  consolidando mis conocimientos con una dedicación completa durante estos años, así nació mi blog Mamá no puedo parar de crear que con el paso de los años ha dado lugar a mi web Tocados Mamá.


He logrado unir todas las técnicas confeccionando así tocados, sombreros, turbantes, coronas, cinturones, hombreras, bolsos, colgantes, broches... todos ellos confeccionados con diferentes tipos de puntadas,  muy importantes ya que jamás uso pegamentos, un buen diseño tiene que ser de calidad se tarden las horas o días que se tarden en su elaboración. Realizados en porcelana, moldeados a mano, pintados a pincel con el mayor de los mimos, cortando y dando vida a flores de seda, organza, bordando bajo metales...cada pieza elaborada con materiales de primera calidad con técnicas tradicionales sombrereras a las que doy mi toque único ya que nunca repito un diseño, me inspiro en vosotras llegando a lograr transmitir la personalidad de quien lo luce.

Me apasiona, me desconecta del mundo, del reloj, me relaja, me estimula y me hace sentir inmensa por dentro, pues es mágico y hermoso lograr crecer en un mundo donde lo importante es ser tu misma logrando llegar a tocar la sensibilidad de cada clienta creando su pieza soñada, adoro mi oficio.

Y por último quiero hacer una mención que para mi lo es todo, el nombre de mi marca, lo decidí por mi madre,  su larga enfermedad nos separó cuando yo tenía 8 años, vivió un calvario durante toda su vida incluso perdiendo a sus hijos legalmente, todo ello nos separó para siempre desgraciadamente,  pero por mucho que ocurriera  ella siempre vivió y vivirá en nuestros corazones. Va por ella. Mamá no puedo parar de crear, nunca podré parar, va por tí ahora y siempre.


María José Montero Castillo